Warning: strtotime(): It is not safe to rely on the system's timezone settings. You are *required* to use the date.timezone setting or the date_default_timezone_set() function. In case you used any of those methods and you are still getting this warning, you most likely misspelled the timezone identifier. We selected the timezone 'UTC' for now, but please set date.timezone to select your timezone. in /home/fscrljmp/public_html/news/article.php on line 43

Warning: date(): It is not safe to rely on the system's timezone settings. You are *required* to use the date.timezone setting or the date_default_timezone_set() function. In case you used any of those methods and you are still getting this warning, you most likely misspelled the timezone identifier. We selected the timezone 'UTC' for now, but please set date.timezone to select your timezone. in /home/fscrljmp/public_html/news/article.php on line 44

Warning: session_start(): Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/fscrljmp/public_html/news/article.php:43) in /home/fscrljmp/public_html/news/header.php on line 4

Warning: session_start(): Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/fscrljmp/public_html/news/article.php:43) in /home/fscrljmp/public_html/news/header.php on line 4
Cuentos Cortos De Mariposas - FSC Radio Magazine


All Categories


Pages


Cuentos Cortos De Mariposas

imprimir cuentos cortos para niñosLos pequeños adoran los cuentos infantiles, y no es para menos ya que en general son muy amenos y estimulan la fantasía y también imaginación. Al tiempo, siempre y en todo momento fui un lector y relector de cuentos para dormir audiovisuales… La impresión de que grandes novelas tales como Don Quijote y Huckleberry Finn son virtualmente informes, me sirvió para reforzar mi gusto por el cuento, cuyos elementos indispensables son la economía, así como un inicio, un enfrentamiento, y un desenlace, claramente determinados.

La edición está a cargo de José Manuel de Prada-Samper, filólogo y folklorista, quien ya había efectuado de antemano recopilaciones de cuentos como La pequeña que creó las estrellas: relatos orales de los bosquimanos Xam (Lengua de Harapo, 2001), Cuentos populares irlandeses (dos mil ocho) y Cuentos populares de las Tierras Altas escocesas (dos mil nueve) en exactamente la misma compilación de Siruela, presentando, para disfrute del público hispano, las joyas literarias que ocultan la oralidad de diferentes culturas.

La presencia de las literaturas africanas, orales escritas, en las librerías españolas acostumbra a ser escasa, por no decir inexistente; no ocurre lo mismo en países vecinos como Francia Portugal, donde la presencia cultural africana es parte de sus idiosincrasias históricas y culturales, aun, de sus peculiaridades como naciones modernas y multiétnicas; en cambio España, pese a que asimismo fue afortunada con un pedazo, de verdad un pedacito, del territorio africano que se repartieron a lo largo del siglo XIX las potencias occidentales, nunca ha mostrado gran interés cultural por el cercano continente africano.

Esto explica que, por servirnos de un ejemplo, en el cuento básico La adivinanza del pastor, se pase prácticamente sin transición de la situación inicial a la función XXV (M, labor difícil), tras pasar muy de forma rápida por la reparación de la verdadera falta, que es el tedio de la princesa, la conveniencia de casarla, y de lo que apenas se afirma nada.

Teresa tenía 4 años y medio, estaba en esa edad en que no se terminaba de relacionar ni con los niños de poco más de cuatro ni con los de poco menos de cinco; una situación difícil, y un sentimiento que, su tío Alberto -psiquiatra en funciones de la familia-, le diagnosticó cómo una leve trastorno de vacío social, completamente transitorio y que se solucionaría por si solo en un periodo de jamás más de 6 meses.

Con frecuencia se da en este cuento una clara intención de mofa cara la clase dominante, bajo la forma de burla escatológica, tan del agrado del público al que acostumbra a ir destinado -el pastor obliga al rey e incluso a la princesa a besarle el ano- y, por norma general, un desenfado en el trato con los altos personajes que no se repite en otros cuentos.

La primera fase escrita seguramente se inició cuando los egipcios realizaron el llamado Libro de lo mágico trece ​ Textos de las Pirámides (cerca 3050 a. C. ) y el llamado Libro de los Fallecidos (cara el 1550 a. C.). De allí pasamos a la Sagrada Escritura —donde por ejemplo se recoge la historia de Caín y Abel (circa 2000 a. C.)— la que tiene una clásica estructura de cuento.

diecinueve. "El pueblo yacente", Rebecca Deutremer, ed. Edelvives (+8 años): esta increíble autora e ilustradora nos vuelve a deleitar con una joya literaria sin parangón, esta vez amoldando el cuento de La Hermosa Durmiente de forma magistral y también inusual, puesto que no se centra en la princesa sino en el resto de habitantes del pueblo y en el silencio y la naturaleza que los envuelve en su ininterrumpido sueño.


Es de alardear que el cuento se desarrolló en una temporada en la que ni tan siquiera existía la escritura, así que probablemente las historias entonces eran narradas oralmente en derredor de hogueras, en tiempos de los pueblos primitivos, generalmente en las tardes y por las noches, al aire libre en cuevas, para crear cohesión social mediante la narración de los orígenes del pueblo común y sus funciones.


About the Author

Kaylene
37 year old WoodBuyer Murry from Courtenay, likes to spend some time boating, cuentos para dormir audiovisuales populares and darts.
that contained traveling to Generalife and Albayzín.

Comments


No comments yet! Be the first:

Your Response



Most Viewed - All Categories